Entre Picasso y Romanov

De enero a marzo hubo festival cultural en la ciudad de Mérida, en la cual hubo varias exposiciones. Una de ellas que era de mucha importancia era la exposición de Picasso, o como realmente se llama: Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno María de los Remedios Cipriano de la Santísima Trinidad Mártir Patricio Clito Ruiz y Picasso. Lo cual me llamo muchísimo la atención, ya que rara vez tenemos exposiciones de pintores tan importantes a nivel mundial, y fui todo entusiasmado con mi papá, hice una cola de media hora y sufriendo del rico calor que hay a principios de Marzo. Solo para darme cuenta de que no valió la pena. Me esperaba ver sus grandes obras, sus pinturas como “Las Meninas”, “Le Matador”, sus autos retratos y mínimo una reproducción de su famosa “Tauromaquia”. Pero no, fue triste ver que solo eran bocetos, dibujos a lápiz, carboncillo o algún tipo de crayón de cera, sobre diferentes papeles o materiales, solo había uno a color, y era el mas simple, puro color rojo, todo lo demás era puro boceto, desde su infancia hasta antes de empezar a experimentar con la pintura. Y de malas, habían muchos bocetos que eran el mismo, solo cambiaba de tipo de papel o lápiz. Eso si, había un televisor en donde pasaban imágenes de sus pinturas, esculturas y otras obras que hacia Picasso. La verdad, yo me espera más y no eso.
Picasso.

También, ese mismo día y antes de que quitaran la exposición que había en el Palacio de Gobierno de la ciudad, fui a ver la exposición de las joyas de los Romanov. Otra cola más por hacer, ahí tarde como unos cuarenta minutos. Fue interesante el entrar y ver todo lo que tenían, cajas con diamantes, zafiros y rubís, muchos estuches, brochecitos, plumas para escribir de oro, el acta de nacimiento de la princesa Anastasia y también su defunción, así como las invitaciones a las galas y el menú que servían, y el traje de los reyes, todo elegante y muy brilloso. Pero al salir de ahí me quede pensando: ¿y donde están las coronas?, ¿y las pulseras y collares?, ¿los diamantes y anillos?, todo eso que dicen que son joyas de la corona, no había nada de eso, solo chucherias que valen millones de millones de pesos. Y luego me entere que todo lo que vimos ahí fue imitación, ya que los originales no los sacan de Rusia.

Poster promocional de la exposición

Fue un día cultural de mucha decepción, que padre que traigan ese tipo de exposiciones a la ciudad, pero serian excelentes si en verdad lo acompañaran con algo bueno y real.

2 comentarios:

Pablo Cabañas dijo...

La neta, sí.
Sabía que lo de Picasso eran puros bocetos, pero lo de la Romanov Family, errr, nop...

-Luyten- dijo...

La de Picasso casi me la se de memoria porque hacia mi servicio en el Olimpo, pero no tenia de idea de que estaba esa expo de los Romanov!

Saludos